Este blog es para el desahogo de un ciudadano que está cansado de que nos cuelen tantos engaños a casi todo el mundo. El único consuelo que me queda por ejercer es el de decir en voz alta "A MI NO ME ENGAÑAN".




Ya está disponible el ensayo
"Las Falacias que nos rodean", de distribución libre y gratuita.

viernes, 26 de octubre de 2007

La agresión en el Metro de Barcelona

Todos sabemos de a que me refiero: La agresión que un macarra le ha propinado a una joven de 15 años, grabada por la cámara de seguridad del metro,y todo lo que está coleando.

Ante este hecho, varias reflexiones:

1) ¿Porqué le están dando tanto bombo a ese macarra? ya han conseguido que se haga famoso, y que los medios de comunicación estén detrás de él. Estoy seguro que tarde o temprano le harán entrevistas por las que cobrará, escribirá libros sobre "cómo agredir a niñas de 15 años", y lo peor es que habrá gente que irá a la firma del libro, y habrá gente que compre las revistas del corazón donde ese individuo enseñe la casa donde está arrejuntado con la tipa que lo abraza cuando sale del juzgado (¿¿¿¿que narices tiene en la cabeza esa tía para estar liada con un personaje que va por ahi pegandole a las niñas de 15 años?????)

2) El "testigo". Mucho se está hablando del joven (llamosle "el pasota") que contempla la escena sin hacer nada. Hay quien se escandaliza de ello, y yo también lo hago pero en parte, y es que esa actitud es la tempestad producto de los vientos que han sembrado los excelentiiiiiiisimos señores jueces de nuestro país.

Vamos a ver.... cada vez que en España alguien se ha defendido, ha sido condenado por algún excelentiiiiiiisimo señor juez con el agravante de "defensa desproporcionada". Suelen decir que la victima "se excedió en la defensa". Esperemos que por lo menos el video del metro sirva para que los excelentiiiiiiisimos señores jueces de nuestro país se den cuenta de lo que son "los malos".

Los malos son gente que no dialoga, que no escucha. Son peores que el lobo feroz del cuento. Sólo quieren hacer daño, y si les dices que te están haciendo daño, se ríen de tí. No se puede tender entre un macarra y una persona normal una "alianza de civilizaciones" o "alianza de ciudadanos". Los malos son los malos, y la única forma de pararlos es golpearlos o rajarlos antes que ellos te golpeen o rajen a tí. Pero claro, los jueces que viven escoltados no saben cómo son "los malos". Ellos se creen que si a "un malo" le dices "no me pegues", entonces el malo ya no te pega. Por eso cuando alguien le devuelve el golpe al agresor, el excelentiiiiiiiiisimo señor juez condena a la victima por ejercer "una defensa desproporcionada"

Me gustaría que alguien de la judicatura explicara, de forma clara al país, lo que es una defensa proporcionada, y con caracter vinculante. De forma que si vuelve a pasar lo mismo, no exista miedo en acudir a la defensa de la chica porque la justicia nos va a proteger.

Visto lo canijo y mierdecilla de ese tipo, a mi me pasa eso, y a mi el macarra no me da ningún miedo. A MI LO QUE ME DARÍA MIEDO ES LA INTERPRETACION DEL JUEZ DE LO QUE ES UNA DEFENSA DESPROPORCIONADA. Pongámonos en escena.

a) El tio pega a la chica, me acerco a él y le digo "Déjala en paz" (a lo mejor algun excelentiiiiiiiisimo señor juez piensa que esto sería una "defensa proporcionada" y que bastaría para que el tío desistiera de su actitud, pero yo le digo que no, que decirle "Déjala en paz" no basta cuando tienes enfrente a un tío de esas características, sino que sucedería lo que indico a continuación:
b) Él me contesta "cómemela, pijorrín" y vuelve a pegarle
c) Entonces yo, antes que pegarle, opto por inmovilizarle los brazos para que no pueda golpearla. En este punto, algún excelentiiiiiiiiisimo señor juez tiene argumentos para condenarme por "detención ilegal" y multarme con 100.000 €, haciendo responsables civiles a todos mis familiares en primer, segundo y tercer grado, lo que implicará el embargo del piso de mis padres, el de mi abuela y el de mi hermano, que se venderán a 10.000 € en subasta (que comprará algún subastero emparentado con el juez que me condena) y no cubrirán la multa impuesta por el excelentiiiiiiiiisimo señor juez. Como yo no sé como funciona la justicia española, actúo así, en cualquier caso.
d) El tio, que se cree el dueño de la calle y del metro y que tiene derecho a todo (no nos olvidemos que es "el malo") coge y me da un rodillazo en el estómago para soltarse. Y después vuelve a pegar a la chica.
e) Entonces yo ya me cabreo y le pego una atragantá que le parte dos dientes.
f) Inmediatamente entran 5 policia en el metro y me detienen por ejercer una "defensa desproporcionada" y me meten en la carcel con Farruquito y de Juana Chaos, que saldrán ANTES QUE YO de la cárcel.

En estas condiciones.... ¿quien puede reprocharle al pasota que no actuara????

Pues eso.

Y a que estamos hablando de la defensa propia... A los ciudadanos de la clase media que saben defenderse, HAY QUE ELIMINARLOS, porque son incómodos a los poderosos. Imaginemos un padre de familia que, ante una agresión a su hija, le parte la nariz al agresor. ¿que hará ese padre de familia con el político que le quiera expropiar el piso que ha comprado para su hija para dárselo a alguien del partido? Se lo imaginan, ¿¿¿no??? El padre de familia capaz de partir narices en defensa de su familia, es un peligro para los corruptos. Como interesa una clase media dócil, pues cada vez que el sistema detecta alguien con capacidad para defenderse, el sistema lo elimina. Por eso la defensa propia no es un atenuante, sino un agravante, y por eso indefectiblemente cada vez que alguien daña a un macarra/atracador/violador, es quien se defiende quien va a la carcel.

Quien se sabe defender, es un peligro para los poderosos corruptos. Los poderosos corruptos quieren una clase media que no se defienda, para poder robarles los pisos, los salarios, la sanidad, las pensiones, y bajarles los salarios sin que haya huelgas.

1 comentario:

Artaban dijo...

Ayer lei en el periodico que si se considera agravante de racismo, el agresor irá a la carcel, sino, no.

O sea, que si la agredida hubiese sido española, en ningun caso iría a la carcel. Por lo visto ir por ahi pegando patadas en la cabeza no es delito. Pero objetar contra la asignatura EpC sí que es delito. Así andamos...