Este blog es para el desahogo de un ciudadano que está cansado de que nos cuelen tantos engaños a casi todo el mundo. El único consuelo que me queda por ejercer es el de decir en voz alta "A MI NO ME ENGAÑAN".




Ya está disponible el ensayo
"Las Falacias que nos rodean", de distribución libre y gratuita.

martes, 4 de abril de 2017

Cuando la democracia se equivoca

Hay periódicos y medios de comunicación que aparentemente son muy democráticos. Se ponen airadamente a criticar si alguien hace una manifestación con un eslogan que no les gusta. Cuando alguien protesta contra una ley que a ellos les interesa que se apruebe, te salen con que “los manifestantes pretenden ganar en la calle lo que no han ganado en las urnas”. Son muy democráticos, pero luego consideran populista hacer un referéndum[1].
Y eso no es lo más grave. Lo más grave es que, cuando en unas elecciones o referéndum el resultado que sale no es el que querían que saliera, entonces su espíritu democrático se desvanece. Y si la opción que sale es de las que fueron bautizadas como populistas, entonces ya es el Armagedón.
Si querían que no saliera Syriza en las elecciones legislativas de Grecia y sí sale Siriza, si no querían que hubiera Brexit, y sí hay Brexit; si querían que no saliera Trump en EEUU y sí sale Trump, o si apuestan por un tratado de paz en Colombia que la gente rechaza porque supone un excesivo buen trato para los asesinos, entonces estos medios de comunicación muestran su verdadero concepto de la democracia. Según ellos, la democracia es votar lo que hay que votar.

Hay medios de comunicación españoles que al parecer saben lo que le conviene a los colombianos mejor que los propios colombianos, que saben lo que le conviene a los estadounidenses mejor que los propios estadounidenses, y lo que le conviene a los británicos mejor que los propios británicos. Y están tan convencidos de saberlo, que cuestionan la validez de la elección de Trump como presidente de EEUU, la validez del Brexit, y apuestan porque se firme un acuerdo de paz en Colombia, aunque no satisfaga a la mayoría de los colombianos y así lo hayan votado ellos. Son medios de comunicación que defienden la democracia.

Menos mal que la democracia española sí que funciona, y aquí siempre se vota lo que hay que votar. Hasta que algún día la gente vote otra cosa, y no vote lo que debió votar. Lo que pasará entonces no está aún escrito, pero en los libros de Historia hay muchas enseñanzas al respecto de situaciones similares.





[1] Tras la victoria del “no” en el Brexit de junio de 2016, se acuñó la expresión “los referéndum los carga el diablo”, que volvió a emplearse tras el rechazo de los italianos en referéndum a la reforma constitucional en dic 2016. Anteriormente, el referéndum de Grecia en 2015 fue calificado de “chantaje populista”











Este articulo y muchos más, están disponibles en el ensayo "Las Falacias que nos rodean", de distribución libre y gratuita.
LAS FALACIAS QUE NOS RODEAN

No hay comentarios: